Mantequilla de Almendras Casera


Cómo hacer fácilmente la mejor y más sabrosa Mantequilla de Almendras Casera de forma muy rápida




Si estás tratando de elegir alimentos más saludables, uno de los primeros hábitos para una correcta alimentación es el desayuno y qué mejor que hacerlo con una mantequilla de almendra que puedes preparar en casa desde ya mismo. Solemos desayunar tostadas con mantequilla, con la que aumentamos de forma gratuita el nivel de colesterol en la sangre. Pero podemos cambiar esta tendencia cambiando el tipo de mantequilla por otra como la de Almendras hecha de forma casera con almendras crudas o tostadas y repleta de vitaminas, fibra, antioxidantes y proteínas.

*** RECETA COMO HACER MANTEQUILLA DE ALMENDRAS ***


PASO 1

Precalentar el horno a 180º Extenderemos las almendras en una fuente y las hornearemos entre 7 y 10 minutos, vigilando que no se nos quemen. Deben de quedar de un color diferente y con un rico aroma a tostado.

PASO 2

Sacamos las almendras del horno y las dejamos enfriar sólo unos minutos hasta que se queden templadas, es mejor que conserven aún algo de calor ya que nos ayudará a que suelten antes sus grasas al triturarlas.

PASO 3

Metemos las almendras tostadas en un procesador de alimentos y trituramos a máxima velocidad durante unos minutos. Paramos y con una espátula bajamos lo que haya pegado en las paredes. Continuamos triturando hasta que veamos que las almendras comienzan a soltar toda su grasa. Recuerda que hay que tener paciencia ya que Dependiendo de la fuerza de nuestra máquina tardará más o menos tiempo. Además hay que tener cuidado de no quemar el motor del procesador, por lo que haremos pausas y no lo haremos todo de contínuo. Cada 2 minutos triturando paramos otros 2 para que el motor se enfríe. Añadiremos media cucharadita de jengibre en polvo, una pizca de sal, media cucharadita de canela, un chorrito de sirope de ágave y un par de cucharadas de aceite de girasol. Trituramos de nuevo durante un par de minutos y ya la tenemos lista.

*** ¿ALMENDRAS CRUDAS O TOSTADAS? ***

Si usamos almendras naturales (sin tostar), obtenemos una mantequilla cruda deliciosa, pero ojo, ya que tarda casi el doble o triple de tiempo que la versión tostada. La versión con almendras tostadas tiene un sabor a almendras más pronunciado, y tarda bastante menos tiempo en estar lista.

*** ¿QUE CANTIDAD HACER? ***

Como en toda mantequilla de frutos secos, puedes hacer la cantidad que quieras o necesites, pero es muy recomendable hacer el menos 1 o 2 tazas por dos razones: 1- Para que tu procesador de alimentos triture mejor (con muy poca cantidad de almendras les cuesta más trabajar) 2- Hacer esta mantequilla no es difícil pero hay que tener algo de paciencia, ya que es un proceso un tanto lento, aunque merece la pena ya que esta mantequilla dura muchísimo tiempo si la mantienes guardada en el frigo.

*** ¿QUE NOS APORTA NUTRICIONALMENTE? ***

Una porción de mantequilla de almendras es de 1 cucharada sopera (10 gramos aproximadamente). Esta porción contiene 2 gramos de proteína y 9 gramos de grasas insaturadas (Consideradas grasas buenas que nos dan energía y que nos protegen de enfermedades cardiovasculares). En esta porción de mantequilla de almendras casera, tenemos una excelente fuente de magnesio (45 mg) mineral clave en varios procesos metabólicos y en la salud de los huesos; además de vitamina E (4 mg), un importante antioxidante. Entre otros muchos nutrientes, cabe destacar el gran contenido de fibra insoluble: 1,6 gramos por porción.

*** ¿COMO LA PODEMOS USAR? ***

Al tener un sabor muy neutro, la mantequilla de almendras se puede usar en desayunos y en diversas recetas de postres, galletas, batidos, humus, con porciones de fruta o con lo que más te guste.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Instagram