Qué es una Olla Crock-Pot

como usar una olla crockpot



Seguro que has oído hablar últimamente de las ollas de cocción lenta, también llamadas crock-pot o slow cookers.

Parecen tan sólo ollas eléctricas de un aspecto muy básico, pero créeme, si eres de los que durante la semana no tienes tiempo de nada por tu larga jornada laboral, este electrodoméstico puede llegar a ser tu mejor aliado en la cocina.
Olla de la marca Crock-pot
Con la slow cooker no hay que estar pendiente, tan sólo asegurarte de tener buenos ingredientes y cambiar el chip a la hora de cocinar.

Para la cocción lenta tendremos que anticiparnos de cuando queremos tener la comida lista ya que requiere de tiempos largos, tan sólo preocúpate de añadir al principio todo lo necesario.

Otro motivo para usar crock-pot es que las carnes más económicas, que son cortes más duros que llevan más nervios, al cocinarse lentamente quedan muy melosos y tiernos.



Carne cocinada en modo Slow Cook en una Olla Crockpot


Además de cocinar en la olla lenta caldos y estofados, sirve para cocinar al vapor, al baño maría e incluso para hacer bizcochos.



Te comento aquí las claves que harán que te inicies en la cocción lenta:


¿Cuánto consume de energía una crock-pot?

Su consumo energético suele ser muy bajo, dependiendo claro está de la función que estés usando y del modelo de olla que tengas, para que te hagas una idea, consume como si dejaras una bombilla encendida.

¿Y qué slow cooker me compro, son muy caras?

Si comienzas a buscar crock-pots verás que hay multitud de modelos donde elegir. Las tienes desde 32€ en Amazon, por lo que no es una gran inversión, el precio ya dependerá de las funciones extra que tenga la olla.

¿Redonda u ovalada?

Lo primero a tener en cuenta será saber si la queremos redonda u ovalada, ésta última te permitirá cocinar grandes piezas de carne sin problemas.

¿Qué tamaño elijo?

Si tienes espacio suficiente y soy varios en la familia, te compensará adquirir una de mayor tamaño, además el gasto energético será similar a una más pequeña.

Detalles muy útiles a tener en cuenta

  • Que tenga temporizador programable, ya que te permitirá despreocuparte por completo de la olla mientras cocina y que te permita definir la duración de la cocción, no sólo 4 u 8 horas predefinidas.
  • Control de la temperatura, ya que hay algunas crock-pot que calientan demasiado, es importante que tú puedas controlar este aspecto.
  • Función Keep Warm, para que te mantenga caliente la comida una vez haya acabado la cocción.
  • Tapadera de cristal, que te permitirá ver como va la cocción sin necesidad de abrir la tapa y perder el calor.
  • La facilidad de extracción de la olla interior.

¿Cuánto llega a calentar una slow cooker?

Llevan 2 programas, en el High alcanzan 150º y en el Low 95º.

Cómo conseguir buenos resultados con tu slow cooker





Menos líquidos

Usar menos líquidos cuando se cocina con la crock-pot, sobretodo si se cocinan verduras. Al no haber evaporación todos los líquidos que sueltan los alimentos se quedan en la olla, por lo que te sorprenderías de la cantidad de líquido que se puede acumular. Es preferible quedarnos escasos y si fuera necesario añadir algo más de líquido al final a una salsa más densa que a una aguada.

Abundantes especias

Se generoso con las especias y aromas con mucho sabor, por qué digo esto?, pues porque los sabores se suavizan en este tipo de cocción tan húmeda y prolongada. Incluso, muchas recetas necesitan un toque extra de sabor al final de la cocción, por lo que puedes añadir zumo de lima, hierbas frescas u otros ingredientes con mucho sabor.


Cocina en el modo Low siempre que puedas

Si tienes el tiempo suficiente es mejor cocinar con la slow cooker en Low, te quedarán unas recetas mucho más jugosas y tiernas que si las hicieras en el modo High.

El pollo siempre se cocina en modo Low como máximo en 6 horas

Si lo hicieras en el modo High, el resultado sería una carne de pollo muy seca.
Añade tomate concentrado  y hierbas para potenciar el sabor.




Dorar la carne previamente

No suele ser necesario, pero puede que algunos tipos de carne o la receta en sí misma te pida que dores un poco la carne antes de incluirla en la crock-pot, como puede ser el caso de la carne picada que quedará mejor si la doras.
Si tu olla tiene un programa de dorar, lo puedes hacer en ella directamente sin necesidad de pasar por una sarten.


El orden de los ingredientes y el tiempo son muy importantes

En estas ollas la carne se cocina antes que las hortalizas duras como los tubérculos (zanahorias, patatas, calabaza, etc…), así que las colocaremos en el fondo de la olla en primer lugar e incluso alrededor del borde. Las verduras blandas, como los pimientos se cocinaran con más rapidez, por lo que las puedes añadir en los últimos 30 o 60 minutos.
Los tiempos de cocción variarán según la marca de olla que tengas, sigue las recomendaciones que vengan en su libro de instrucciones.
Nunca sobrecocines los alimentos en la slow cook, no pienses que por dejarla más horas la receta va a salir incluso mejor, por ello es muy importante que la crock-pot que te compres tenga de un programador y de la función de mantener caliente.

Si tienes más prisa en cocinar, usa ingredientes ya calientes (carne dorada en sartén y caldos calientes), si quieres que se cocine más despacio usa ingredientes fríos.


Espesar la salsa

Ya que los guisos no se espesan en el entorno húmedo de la olla lenta, puedes o bien reducir la salsa en una cazuela a fuego vivo o usar algún tipo de espesante como la harina de maiz.

Libros recomendados

Si quieres iniciarte en este mundo de la cocción lenta y necesitas recetas, te recomiendo estos libros:
Slow Cooker. Recetas para ollas de cocción lenta, de Marta Miranda
La olla lenta regional: 78 recetas de cocina tradicional española para slow cooker, de María del Pozo Valdehita



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Instagram